Asociación de Academias de la Lengua Española

   

Versión beta

Bruno Sáenz

Bruno Sáenz Andrade, miembro de número de la Academia Ecuatoriana de la Lengua. Foto: Carlos Granja.

Bruno Sáenz Andrade, miembro de número de la Academia Ecuatoriana de la Lengua. Foto: Carlos Granja.

Bruno Sáenz

Quito, 1944.

Tomó posesión de su plaza como miembro de número el 24 de septiembre de 2014 con un discurso sobre su generación literaria, titulado 1944. La promesa y la siega. Se había incorporado como académico correspondiente de la corporación el 11 de septiembre con un discurso titulado Cartas de Julio Zaldumbide y Juan León Mera en las memorias de la Academia.

Poeta y ensayista, Bruno Sáenz Andrade ha publicado poemarios, cuentos, ensayos y estudios de crítica literaria y música. Ha colaborado en medios como Letras del Ecuador, Palabra Suelta, Cultura, y en la Revista del Consejo Nacional de Cultura.

Entre sus obras, destacan El aprendiz y la palabra, La palabra se mira en el espejo, Escribe la inicial de tu nombre en el umbral del sueño, La máscara desnuda los brazos de mi cara, Relatos del aprendiz, Comedia del cuerpo y Biografía ejemplar del doctor Fausto.


 

Diccionarios

Paloma Díaz-Mas
22.4.2021

Paloma Díaz-Mas es especialista en estudios sefardíes, en particular en literatura en judeoespañol, y novelista.

Logo de las instituciones participantes
19.4.2021

El acto se celebra por vía telemática este 19 de abril con el fin de que los «respectivos departamentos de la lexicología y la lexicografía intercambien experiencias», según ha expresado la organización de la Academia Brasileña de Letras (ABL).

Giovanny Cruz Durán, nuevo miembro de la Academia Dominicana de la Lengua
13.4.2021

El escritor ocupará el sillón que en vida perteneciera al también escritor e investigador Carlos Esteban Deive.

<em>DHLE</em>
13.4.2021

La presentación ha estado presidida por el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, y dirigida por el director de la RAE, Santiago Muñoz Machado.

Tuits de @ASALEinforma

Formulario de búsqueda